Se trató de un partido en la antesala a la Copa América

Las selecciones femeniles de Chile y Venezuela se enfrentaron en un duelo amistoso en el estadio chileno de La Granja, en Curicó. Se trató de un partido en la antesala a la Copa América que se disputará en Colombia durante julio que -durante varios minutos- se vio eclipsado por un particular protagonista: un perro. El partido, que culminó con la victoria de las visitantes con un gol de la delantera venezolana Mariana Speckmaier, se frenó por la interrupción de un can en el campo de juego. La particular situación se dio al minuto 36 de juego, cuando el animal invadió la cancha. Lejos de la timidez, el can se mostró feliz y buscó el cariño de todas las jugadoras. Al intentar interceptarlo, el animal corrió hacia el área de la arquera chilena, Christiane Endler, se recostó sobre el césped panza arriba y buscó las rascadas de los planteles. Incluso la árbitra del partido acarició al perro de pelaje negro que luego corrió por toda la cancha. La escena derivó en las risas del público presente. La postal no solo despertó la ternura de las jugadoras, sino de miles de usuarios en las redes que replicaron la escena. “Es increíble como no puede haber una fecha de futbol en Chile sin que entre un perro al campo, podría quejarme de el poco profesionalismo o incluso de la seguridad, pero a quien engaño, amo que pase esto”, escribió un usuario al referirse al episodio del animal.
Artículo Anterior Artículo Siguiente