A pesar de que creció en la Costa Este, Toscano

Juan Toscano-Anderson visitó la Ciudad de México y se trajo el trofeo Larry O’Brien con él. Si, por primera vez en la historia, el preciado galardón llegó a la capital del país a tan solo diez días de que acabaron las Finales de la NBA, y el trofeo llegó gracias al alero campeón con los Warriors de Golden State. “ Yo ya tenía planes para venir a México, independientemente de si ganábamos o no el campeonato, lo tenía pensado desde abril. La verdad es que los Warriors me apoyan un chingo, la verdad. Tengo un equipo muy bueno. Mi prima Vanessa (de su equipo de relaciones públicas) me dijo que los Warriors querían mandar el trofeo a México y les dije ¡vamos! Por la gente que nunca había visto algo así, soy el único mexicano que trae el trofeo a la Ciudad de México”, relató el ex jugador de Fuerza Regia. Toscano fue el protagonista en una exposición en la que el mundo del basquetbol se dio cita en el Hotel Hilton para que los aficionados pudieran adquirir productos clásicos de la Liga y, por supuesto, mercancía de la ex figura de Fuerza Regia. “ Ganar un campeonato es algo muy bueno, pero traer el trofeo aquí a México es otro sentimiento, y tengo estos sentimientos por ustedes (los mexicanos), porque en 2015 empecé mi carrera en México me trataron muy bien”, recordó el alero, dos veces campeón de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional con el equipo de Monterrey. Entre gritos y aplausos, cientos de asistentes recibieron a Juan Toscano, a quien le corearon su apellido. “¡Muchas gracias!”, les correspondía el nacido en Oakland, California. “Me siento en casa” A pesar de que creció en la Costa Este, Toscano siempre se sintió mexicano. Adoptó la patria de su familia paterna y es seleccionado nacional desde 2015, mismo año en el que comenzó su carrera profesional en la LNBP. Son precisamente ese par de factores los que tuvieron relevancia en su deseo de jugar por México y presumir la bandera en los festejos de los Warriors. “ Porque sí soy mexicano, nací en los Estados Unidos, pero no me siento así, porque cuando yo estoy en México me siento en casa”, explicó Toscano. Y parte de esto lo hizo recordar una temporada histórica para el basquetbol de nuestro país, ya que fue el primer jugador que participó en el Fin de Semana de las Estrellas, al quedar subcampeón en el prestigioso Concurso de Clavadas, ese mismo que vio brillar a leyendas de la duela como Michael Jordan y Dominique Wilkins. Lo que muchos recuerdan de Toscano fue su indumentaria personalizada, en la que su jersey y sus tenis fueron diseñados con el verde, blanco y rojo de la bandera. “ Es un show y tienes que hacer algo diferente. La verdad es que no hay muchas clavadas (que no se hayan visto antes) y pensé: ‘quiero hacer algo diferente’. Y en verdad que soy alguien diferente: soy el único mexicano en la NBA. Así que dije: ‘quiero hacerlo por mi país’”, compartió el campeón mexicano, mientras presumía el trofeo Larry O’Brien entre sus manos.​
Artículo Anterior Artículo Siguiente